Dime qué casa tienes y te diré que sillas necesitas

Llegar a nuestro hogar y sentirnos cómodos es la sensación más placentera que existe. La decoración de una casa es el momento perfecto para saber cómo somos. Por supuesto queremos tener un estilo que nos defina, pero también siguiendo las líneas estéticas más modernas del mercado. Ventanas a juego, colores en las paredes que intensifiquen los rasgos de nuestro salón, puertas robustas…no queremos que nada vaya mal.

Ahora bien, cuando nos ponemos a decorar la casa no prestamos atención a un detalle que es esencial. La decoración de nuestras sillas. Un elemento que da vida propia a nuestro salón y del que tenemos que estar muy pendientes. Y es que las sillas es el lugar donde la gente se sienta cuando celebramos una cena o una comida. Por eso, según la casa que tengamos, así tenemos que elegir las sillas. Toma asiento y déjate conquistar por estos modelos.

De estilo clásico, moderno, vanguardista, rústico… los fabricantes de sillas de madera pueden diseñas y confeccionar exactamente lo que estemos buscando porque pueden realizar cualquier modelo a medida según su demanda. De esta forma, J.Valls, una fábrica de sillas de madera y taburetes, nos van a asesorar en la elección de nuestro material.

Estilo moderno

Si lo que quieres es tener un salón moderno la apuesta tiene que ser por compartir materiales o colores similares. En este caso la recomendación es que compres silla en color blanco y madera, lo que crea un conjunto armónico y visualmente muy integrado.

Estilo rústico

Si has decidido darle un toque rústico a tu comedor, lo que tienes que hacer es comprar unas sillas de madera recuperada. También lo tienes que combinar con mesas similares, porque crearas un conjunto natural. El toque rústico viene perfecto si también tienes una casa rural.

Estilo industrial

En los últimos tiempos también se ha puesto de moda lo de incluir en los comedores un poco de estilo industrial. De esta manera se puede combinar una mesa de comedor de hierro con unas sillas también de hierro y con el asiento de cuero. Hablamos de una mezcla potente, que trasmite ese toque de aire industrial. ¿Te atreves con él?

Estilo de madera

Pocas cosas hay tan estilosas como la madera, por lo tanto, también se puede inclinar la balanza por decorar el salón solo con estilo de madera. Mesas, sillas y elementos que forman la habitación darán un toque perfecto. Eso sí, puedes incluir algún matiz para hacer juego con el color de las paredes.

Estilo tapizado

Las sillas tapizadas son garantía de comodidad. Parece que es poner la espalda y sentirnos mucho más tranquilos. Aunque requieren un mayor mantenimiento que unas de madera. Hay que tener mucho cuidado con ese amigo torpe que siempre derrama la copa de vino.

Estilo antiguo

Si tu casa es de estilo arcaico, de esas que solo vemos en películas de los años 50, tienes que apostar por sillas con un diseño clásico extensible y con ruedas, como las sillas y las butacas, que dan una nota de color a un mobiliario dominado por la madera.

Estilo veraniego

Por el contrario, si eres de los afortunados que tienes una segunda residencia en una zona veraniega, tienes que cambiar el chip. Una apuesta acertada es la de un comedor de verano con una mesa de aire rústico y unas sillas de estilo Windsor. En este caso es una combinación que funciona a la perfección. Si lo haces con sillas  en color gris azulado, ganarás muchos Me Gustas entre tus amigos.

Estilo blanco

Si eres aficionado al Real Madrid con este salón te vas a sentir en la gloria. Se trata de darle un toque muy blanco, al estilo de las fiestas en Ibiza. Ya sabemos que el color blanco es sinónimo de elegancia. Nuestra apuesta es por una gran mesa redonda de diseño y las sillas Vitra, con asiento, por supuesto, también en blanco.

Mezcla de estilos

No vamos a ser más papistas que el Papa, por lo tanto, también podemos apostar por una mezcla de estilos decorativos. Se puede tener un toque rústico, pero acompañarlo con algo moderno. Las sillas en madera de pino es un buen ejemplo de que la mezcla enriquece y crea espacios personales y singulares.

Ya has comprobado que no basta con que nos gusten las sillas, también deben de ser cómodas y dar estilo al comedor. Un estilo que responda con nuestras características. Si sigues estas indicaciones estamos seguros de que tu comedor llamará la atención entre todos tus amigos. ¿Qué estilo es el que más se ajusta a tu comedor?

Deja una respuesta