Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las ventajas de poner en tu casa ventanas de PVC

En la vida hay momentos en los que hay que tomar decisiones. Y si hablamos de ventanas hay que tener mucho cuidado porque son decisiones para toda la vida. No se pueden estar cambiando cada dos por tres con lo que eso supone de reformas para los hogares. Si has comprado una casa y has hecho reformas sabrás de lo que estamos hablando. Hoy aprovechamos el blog para hablar de los beneficios y ventajas que tienen las ventanas de PVC. Sí, nosotros somos unos defensores de este tipo de ventanas. Sigue leyendo y te diremos nuestras razones.

Cuando hemos comprado o alquilado una vivienda, siempre nos fijamos y analizamos los mismos detalles. Primero, como es lógico, el precio, pero luego nos metemos en otros detalles como la orientación, cómo es el suelo, si tiene 3 o 4 habitaciones, las humedades, si hay un parque cercano para llevar a los niños, si tiene piscina, si hay portero automático con videollamada, etc. ¿Cuándo preguntas por las ventanas? Pues en mi opinión tendría que ser la segunda pregunta. Después de preguntar por el precio, realizar una pregunta muy directa: ¿de que material son las ventanas?

Y es que creemos que son las mejores ventanas por muchas razones.

Aislamiento térmico

No somos conscientes de la importancia que tienen las ventanas en el calor y en el frío de un hogar. Ya podemos tener la mejor caldera o los mejores radiadores que como tengamos unas malas ventanas, todo el calor se irá por ahí. Con lo que eso supone además para la salud de nuestra economía. Son muchos los estudios que dicen que por culpa de un mal aislamiento térmico podemos estar pagando mucho más en la factura del gas. Por eso, las ventanas de PVC a medida te ofrecerán una temperatura agradable sin corrientes de aire en tu hogar.

Aislamiento acústico

Y lo mismo ocurre con los ruidos. Quizás cuando hayamos comprado la casa no éramos conscientes de que por la noche íbamos a escuchar a todos los chavales de ese parque tan cercano haciendo botellón con la música a todo volumen. O tampoco éramos conscientes de que el camión de la basura hacía mucho ruido a las 2 de la mañana. O que el bus que nos lleva a trabajar para justo en nuestra puerta y hace que vibre toda la vivienda. En ese caso, lo mejor es tener unas ventanas de PVC porque vas a conseguir aislarte del ruido externo. Otra buena medida si eres de los que te cuesta dormirte o si tienes niños pequeños en casa.

Sin condensaciones

Uno de los mayores problemas que puede haber en las viviendas es sufrir de condensaciones. Es decir, esa agua que por las mañanas vemos que se ha quedado en el borde de las ventanas tras una noche de frío. Pues bien, luego eso produce condensaciones, humedades interiores y manchas de moho que son peligrosas para la salud y para la durabilidad de la pared. Por suerte, Con las ventanas  de PVC evitarás mohos  y hongos con los cambios de temperatura. Algo que es de muy agradecer.

Ahorro energético

Como te hemos comentado antes, vas a notar un ahorro en tu factura de luz y gas todos los meses hasta un 50%. Y eso es algo que es para aplaudir, y más ahora que el recibió de la luz ha marcado metas históricas.

Pensando en verde

Quizás hace años esto no se tenía en cuenta, pero ahora es uno de los aspectos que más se tienen. Las ventanas de PVC ofrecen máxima eficiencia energética y están fabricadas con materiales no contaminantes, como nos indican desde Ventanas de PVC de Granada, la empresa Creasur ha apostado por el mundo verde y ahora mismo hacerte con unas ventanas de este tipo es saber que estás colaborando con el medio ambiente. Además, al ofrecer la máxima eficacia energética no vas a contaminar nada de nada.

Fácil mantenimiento

Recuerdo hace años, en  la casa de mis padres, que las ventanas eran inmovibles. Costaba tanto quitarlas de donde estaban puestas, y pesaban tanto, que nadie se ponía en la idea de poder limpiarlas o realizar un mantenimiento. Por suerte esto ha cambiado y la limpieza de nuestras ventanas de PVC es sencilla y rápida. Pesan poco por lo tanto se pueden quitar sin problemas, y además son muy adaptables para poder limpiarlas. Y es que no hay peor impresión que las de unas ventanas sucias. ¿Verdad?