La pandemia activa la necesidad de reformar miles de viviendas en España

Reformar una vivienda es algo que parece haberse puesto de moda en los últimos meses en España. Parece que todo el mundo se ha ido dando cuenta de las ventajas que implica un proyecto como del que os vamos a hablar en todos estos párrafos. Y es que no hay duda alguna al respecto: si muchos españoles y españolas quieren obtener una mayor calidad de vida y un mayor bienestar en su domicilio, la alternativa para por realizar reformas. Muchas viviendas en nuestro país no están en las condiciones de poder garantizar esas ventajas. Triste pero cierto. 

Este asunto también es válido para los negocios o las instituciones, no solo para los particulares. Estamos al tanto de la tremenda reforma que está haciendo lugar como el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. También del ingente número de supermercados está reformando la empresa Mercadona. En definitiva, un lavado de imagen es un proyecto que puede venir bien tanto pequeñas familias que buscan una mejora en comodidad como a grandes instituciones que necesitan modernizar sus instalaciones para seguir captando público. En todos los casos, la necesidad es la misma: progresar en sus propósitos y cumplir sus objetivos. 

Volviendo al tema de la vivienda, nos hemos encontrado con una noticia de la página web Idealista que aporta un dato que seguro que nos va a llamar la atención: la pandemia ha provocado que se produzcan 1’3 millones de mudanzas y, ojo a esto, 4 millones de reformas a lo largo y ancho del territorio español. Lo que está claro es que, para mucha gente, la pandemia ha marcado un antes y un después en materia de vida en el hogar. Ha bastado un confinamiento de varios meses para que nos hayamos dado cuenta de ello. 

Han sido muchos los profesionales especializados en reformas que se han dado cuenta del aumento del número de proyectos de este tipo en nuestro país desde la llegada del coronavirus y especialmente desde la finalización de la primera ola, que se produjo justo antes de la llegada del verano. Ha bastado un aumento del tiempo que pasamos en casa para que nos demos cuenta de todo aquello que falla en el hogar y le busquemos una solución. Es precisamente eso lo que explica ese aumento del trabajo en materia de reformas, según nos han comentado los profesionales de Grupo Navitec

Lo cierto es que estamos hablando de un asunto que ya era muy necesario antes de que el coronavirus formara parte de nuestras vidas. En España, hay un montón de viviendas que se construyeron hace demasiados años y que no han sufrido ningún tipo de reforma después de algunas décadas. Es momento, por tanto, de que se empiece a garantizar esa seguridad y comodidad que tanto llevamos demandando. Hay mucha gente a la que le hace falta esto como el respirar. Ganar en calidad de vida y en bienestar, al contrario de lo que algunos creen todavía hoy, es necesario para mejorar en salud. Y la salud es un derecho básico en nuestro país. 

El gobierno, implicado en un proyecto de reforma a gran escala 

Una noticia a la que hemos tenido acceso gracias a la página web del diario Expansión indicaba cuáles eran los detalles de un ambicioso plan liderado por el Gobierno central en el que estaba previsto un desembolso de 2.000 millones de euros en la reforma de viviendas en nuestro país. Sin duda, esta es una muy buena noticia, sobre todo teniendo en cuenta que el parque de viviendas español tiene una media de 50 años. Son demasiados como para disfrutar de una vida segura, plena y digna. 

La rapidez con la que se ejecute ese proyecto es fundamental, porque el simple paso del tiempo no hace sino aumentar las posibilidades de que un edificio se convierta en más y más peligroso. Que se eliminen trámites burocráticos y que arranquen las obras cuanto antes es la petición de todas las personas que necesitan una de estas reformas como el comer. Es un asunto demasiado serio como para dejarlo en el aire por mucho tiempo. El Gobierno ha de ser claro y eficaz en la ejecución de estas. 

Otros países de nuestro entorno ya han ejecutado planes similares a los que ahora intenta desarrollar el Gobierno. Y los resultados han sido magníficos. Por tanto, la principal ventaja de la que disponemos en España es contar con esa experiencia que tienen nuestros socios y que debe permitirnos hacer bien las cosas. Y, sobre todo, que se haga de una manera rápida sin que eso afecte a la seguridad de trabajadores y los propietarios de dichas viviendas. Estamos seguros de que lo podemos conseguir. A fin de cuentas, el que persigue una mejora con toda su alma, la suele conseguir. 

Deja una respuesta