Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Dale una vuelta a tu hogar y disfruta de una casa nueva con unos trucos de pintura

La inmensa mayoría de nosotros hemos pasado más de un año encerrados en casa por culpa del confinamiento y es que la pandemia de la Covid-19 llegó el pasado mes de marzo de 2020 a nuestras vidas para cambiárnoslas por completo. Esto se tradujo en que, salvo contadas excepciones, muchos de nosotros hemos tenido que pasar meses y meses en casa, algo que, sin duda alguna, nos ha hecho ver no solo las virtudes de nuestro hogar, sino que también los defectos. Es por ello por lo que cada vez que salimos a la calle escuchamos a más gente decir que tiene ganas de llevar a cabo unas reformas en su casa o que directamente está haciendo reformas en el hogar. Un comentario, como os decimos, cada vez más habitual que nosotros mismos debemos de reconocer que en algún momento hemos hecho. Es por ello por lo que a lo largo de este post os queremos proponer que le deis una vuelta a vuestro hogar y disfrutéis de una casa nueva con unos sencillos trucos de pintura que os harán sentir como en un hogar nuevo.

Tal y como os hemos adelantado, en muchas ocasiones acabamos aburridos de nuestra casa y es que ver cada día todo igual, lo cierto es que cansa. Es por ello por lo que está de moda que los propietarios busquen asistencia de profesionales a la hora de mejorar su casa para ser vendida, alquilada o para su propio disfrute. Sin embargo, a veces con unas pocas mejoras, el aspecto general cambia bastante y logra un impacto que se verá inmediatamente reflejado en el precio de venta o en la cara de satisfacción del propietario. Por ello, si estás pensando en una renovación pequeña, una nueva capa de pintura sigue siendo una de las maneras más económicas para lograr un cambio. No obstante, nosotros os animamos a que llevéis a cabo este cambio, pero os sugerimos que siempre lo dejéis en manos de profesionales, puesto que ellos saben mejor que nadie que han de hacer. En este sentido, Pinturas Decolor es vuestro mejor aliado y es que tanto si finalmente pintáis vosotros como si se lo dejáis a un profesional, ellos van a tener listo el tono de pintura que más os gusta y que más os encaja con vuestro hogar. Además, si todavía no tenéis claro por que color os vais a decantar, nosotros os recomendamos:

  • Paredes en colores neutros. La decoración en colores neutros, es decir, con variaciones sutiles de blancos, grises y beiges, es una de las más clásicas, que siempre nos dan buenos resultados. 
  • Paredes neutras con detalles en color. Cuando se utilizan colores neutros en paredes y suelos, tenemos total libertad para jugar con colores arriesgados en muebles y accesorios. Se logran efectos muy interesantes creando grandes contrastes con colores vibrantes y de alto impacto visual.

Los diseñadores aman el color gris porque admite ser combinado con prácticamente cualquier color. Siempre se encuentra un matiz o tono de gris que funcione con cada color. Un esquema muy utilizado tanto en ambientes minimalistas como en decoraciones vintage.

Debes escoger colores capaces de complacer a la mayor cantidad de personas, por lo tanto, la paleta deberá ser simple y clásica, jugando con los matices de un mismo tono a través de los distintos espacios. De ese modo te aseguras una primera impresión acogedora y un telón de fondo adecuado para cualquier idea de mobiliario o decoración que traiga en mente el posible comprador. Por ello, los colores recomendados son:

  • Caqui, combinado con blancos puros
  • Tonos medios de azul
  • Color hueso, arena tostado y negro.

Los colores de pintura cálidos para paredes, otra buena decisión

Los colores de las familias del rojo, naranja y amarillo se conocen como «colores cálidos», ya que son colores que evocan imágenes asociadas con el calor, como el fuego o el sol. Como resultado de ello, nos hacen sentir calor en un sentido psicológico. Así, entre otros, dos buenas opciones son:

  • Paredes amarillas. El amarillo es un color primario y también se lo clasifica dentro de los colores cálidos. Es un color que llama la atención y atrae la mirada como ningún otro, es por eso que se utiliza mucho en señales de tránsito, por ejemplo. Es el color más luminoso del espectro cromático por eso es ideal para zonas poco iluminadas como vestíbulos y pasillos. 
  • Paredes naranjas. Como el rojo y el amarillo, el naranja vuelve una habitación más cálida, pero de una manera menos dramática y apasionada. Dentro de los colores cálidos, el estado de ánimo que estimula el color naranja es más amistoso que el color fuego, más acogedor que seductor. Se utiliza cuando se pretende crear sensación de intimidad. Funciona bien en las salas y habitaciones familiares y es también una buena opción para los dormitorios de los niños. Es un color secundario producto de la mezcla de dos colores primarios: el rojo y el amarillo.