Pueblos desconocidos de Salamanca con mucho encanto

Pueblos de Salamanca: Un, dos, tres…responda otra vez. Ciudad Rodrigo, Ledesma, Béjar, Alba de Tormes…Y seguro que por nombre nos salen muchos más. Y es que son muchos los municipios salmantinos que son conocidos por los turistas. Sin embargo, hoy la ruta que proponemos es por los pueblos más desconocidos pero con mucho encanto. Además, vamos a ofrecer un plan para cada uno de ellos. Si tienes pensando hacer una escapada a Salamanca próximamente, quizás este listado te dé unas cuantas ideas.

Nos situamos. Salamanca, situada en el sudoeste de la comunidad autónoma de Castilla y León, limita con la provincia de Zamora al norte, con la de Valladolid al noreste, con la de Ávila al este, con la de Cáceres al sur y con Portugal al oeste. Tiene una superficie de 12. 349,06 km² y en 2018 contaba con 331 473 habitantes. Y ahora te vamos a contar sus principales municipios.

La Alberca

Quizás hayas escuchado el nombre, pero seguro que no has hecho una visita a La Alberca. Sin duda, uno de los pueblos con más encanto en Salamanca. Está situado en plena Sierra de Francia, es una villa que parece anclada en el pasado, gracias a sus estrechas calles y casas de piedra, adobe y maderos que dibujan figuras geométricas, así como balconadas de madera que sobresalen, tan características de este bonito pueblo.

¿Qué te recomendamos? Fue el primer pueblo español declarado Conjunto Histórico Artístico, en 1940, por lo tanto es obligada una visita. Sólo hay que caminar por las calles de La Alberca y los alrededores para ver manifestaciones religiosas grabadas en piedra.

Candelario

Este pueblo está situado en la Sierra de Béjar, prácticamente en la frontera con Cáceres y Ávila. Lo más bonito es que está enclavado en una ladera. Eso es lo que más sorprende al visitante por la adaptación de la localidad a una compleja orografía. Prepárate para unas calles estrechas y unos paisajes en pendiente.

¿Qué ver? Esta villa forma parte de la Asociación de Pueblos más bonitos de España y además está declarada como Conjunto Histórico Artístico desde 1975. Así que todo te va a gustar. Si te interesa la cultura y la costumbre de los habitantes de Candelario tienes que visitar el Museo Etnográfico Casa Chacinera,  ya que en él se puede conocer como vivían los vecinos del municipio desde finales del siglo XIX hasta los años veinte. Por cierto, si eres fan de las series de Antena 3, que sepas que en sus calles se grabó la serie Luna, el Misterio de Calenda. Hasta una ruta turística han creado.

Villanueva del Conde

Si quieres volver al pasado sin tener que ver películas, lo que tienes que hacer es realizar una visita a Villanueva del Conde. Su trazado urbano es muy curioso al mantener un núcleo de casas en forma amurallada, dejando diferentes accesos y callejuelas que dan a patios interiores, las denominadas huertitas. Estás en la Sierra de Francia, donde destaca el cultivo de viñas, cerezos y olivos. Sin duda, es un pueblo salmantino para olvidarte de todo.

¿Qué te recomendamos? Ponerte zapatillas y hacer el Camino de los prodigios. Una ruta circular de alrededor de 11 km de longitud que parte de Miranda del Castañar y pasa por Villanueva del Conde para terminar nuevamente en Miranda del Castañar. En él se pueden contemplar obras de los artistas Félix Curto, Alfredo Omaña, Marcos Rodríguez y Pablo S. Herrero.

Cabrerizos

Ahora no nos vamos muy lejos de la capital, nos quedamos en Cabrerizos. Cuenta con una población de 4196 habitantes y se encuentra a solo cinco kilómetros. En los últimos años ha vivido una explosión de habitantes debido a que se vive muy bien. Su cercanía a la capital provincial, de cuyo alfoz forma parte, le permite recoger parte de la migración residencial que se está produciendo desde aquella. Como curiosidad, está situado a cierta altura porque años atrás cuando había inundaciones todo lo que estaba alrededor del río se cubría con agua y producía destrozos. Por eso al estar en altura el agua no llegaba al pueblo en esos momentos de inundación.

¿Qué hacer? Pues nuestra recomendación es que visites La Casa Imperial de Salamanca. Se trata de un lugar diferente para soñar, relajarte y reponer toda la energía del estrés diario. Se trata de un espacio con un diseño exquisito, donde la comodidad, sofisticación y elegancia de sus estancias la hacen única y diferente, en un entorno de lujo, de paz y tranquilidad. Además, en la planta baja se encuentra una clínica de Medicina estética, Fisioterapia, Dietética y nutrición dirigida por la Doctora Rosa Bonal que te ofrece diversos tratamientos personalizados donde conseguirás mejorar tu belleza exterior e interior.

¿Qué te parecen estos pueblos desconocidos de Salamanca pero con mucho encanto? Nosotros ya tenemos plan para la próxima escapada. ¿Y tú?

Deja una respuesta