Entrevista con David Kano, el rey Midas de la música

¿Cómo una canción llega a ser un pelotazo? Pues detrás de todo hay siempre trabajo. No creemos en la casualidad ni en la suerte. Creemos en el trabajo bien hecho. Y es que en ocasiones, una canción lo tiene todo, pero no logra llegar al corazón de la gente. Hasta que de repente, un par de retoques, una base nueva y …ya tenemos el tema del momento. En esto tienen que ver mucho las personas que trabajan en los estudios de grabación. Ellos son los encargados de darle ese toque mágico para alzarlo al cielo.

Hoy hablamos como el rey Midas de los estudios de grabación, David Kano, un productor que ha trabajado con los mejores artistas nacionales e internacionales y que nos abre las puertas de su estudio. David Kano, es CEO y productor en Estudio Silencio, un estudio de grabación en Madrid situado en los aledaños de la Gran Vía, lleva trabajando en la producción de audio desde 1998 desarrollando su carrera en diferentes estudios de grabación.

Para conocerle un poco más, por sus manos han pasado desde grupos noveles, a los que ha dado forma a su música desde cero, hasta bandas consagradas, las cuales han querido trabajar con él confiando sus composiciones a su peculiar forma de entender la música, siempre respetando el sonido de la banda pero ampliando la sonoridad con su particular firma. Y es que, ese es uno de los secretos de los productos audiomusicales, capaces de dar nombre a los que están empezando y de mantener a los que ya han llegado.

Son conocidos sus remixes y reworks de artistas nacionales e internacionales y su repercusión en clubs y festivales. Estamos seguros que habrás bailado más de unos de sus temas. Bien sea produciendo a terceros, o formando parte de cualquiera de las bandas que ha liderado, desde Cycle hasta Apnea, pasando por la inclasificable Krakovia, tiene la capacidad para convertir en oro todo lo que toca.

“Con música puedes exteriorizar todos esos sentimientos que no puedes comunicar con palabras. Eso me gusta”, así es cómo analiza su trabajo.

La entrevista

¿Cómo comenzaste en esto?

Con 17 años descubrí la música que alimentaría mi firma, Jesus & Mary Chain, Joy Division/New Order, The Cure, Sister of Mercy, etc… Son muchas las bandas que aportaron los cimientos de mi trabajo en producción musical.  Me pasé toda mi juventud pinchando y cargando con dos maletas de vinilos por bares, garitos y clubs de mayor o menos fortuna hasta que en 1995 me fui a Londres. Me puse a trabajar de cocinero, otra de mis grandes pasiones y empecé a comprar sintetizadores y a estudiar síntesis. Estudiaba y practicaba muchas horas, lo tenía claro, me iba a dedicar a ello.

¿Los comienzos fueron complicados?

Después de un año comprando cacharros y trabajando, me volví a España con la idea de estudiar sonido, hice el curso de dos años de Operador Técnico y me dispuse a montar mi primer estudio. Pedí ayuda a mi padre y avaló mi primer crédito. Medio millón de pesetas. Toda una pequeña fortuna para comprar un Mac (Mac powerpc 8600), una mesa de mezclas (Yamaha 01V) y microfonía, monitores y demás.

Cycle ha sido la banda con la que más repercusión tuviste, ¿Qué recuerdas?

Como artista, Cycle ha sido uno de los proyectos que más repercusión ha tenido en nuestro país, con 5 álbumes en el mercados, 15 años de trayectoria, más de 800 conciertos realizados y multitud de premios nacionales. Ha actuado en los mejores festivales de nuestro país, Sonar, Fib, BBK Live, Sonorama, etc. Al igual que fuera de España, Japón, Francia, Alemania, Inglaterra o Italia. Fueron buenos tiempos.

Y luego llegaron más proyectos.

También he militado en proyectos como Soulsugar junto a la cantante y actriz Rebeca Jiménez. Krakovia, junto a Vinila Von Bismark y mi actual socio Juanjo Reig. Apnea junto a Juan Pedro Miranda, o Cover, junto al prestigioso productor Hd Susbtance. La verdad es que nunca puedo estar quieto.

Grabación, producción, mezcla, el camino para llegar a lo alto es duro.

Registrar o grabar un álbum es la culminación de meses de trabajo componiendo o creando un obra. Por eso, nosotros ponemos a disposición diferentes técnicas para llevarlo a cabo, ya sea grabando a todo el grupo a la vez, o la captación por instrumentos individuales. Podemos aconsejarte acerca de la mejor opción para tu proyecto. Y luego, la producción de música es el ADN de Estudio Silencio. Podemos hacer piezas muy correctas, pero también grandes locuras. Por último, mezclamos y alteramos creativamente las diferentes pistas y recomponemos en estructura y armonía la nueva canción, para crear remixes y reworks con mucho carácter.

Deja una respuesta