¿Qué no nos podemos perder en una visita a México D.F.?

México es la cuna de la civilización azteca, sus primeros habitantes se remontan a unos 20.000 años a.C. y eran nómadas, cazadores y recolectores, varias dinastías dejaron su impronta hasta llegar a los mexicas, la tribu que formó uno de los imperios más grandes e importantes de la América precolombina en solo 200 años, quienes fundaron sobre los restos de la ciudad de Tenochtitlán su Imperio. 

Cosas de casas que otros pueden hacer por ti

¿Qué hacemos ante esto? Pues dejarlo en manos de profesionales. Acudir a empresas d lavandería que hace este trabajo con una gran profesionalidad. La empresa Lavatur tiene equipos electrónicos de 10 kilos de capacidad, altamente eficientes, que puedes encontrar en lavanderías profesionales.

4 ideas para disfrutar de unas vacaciones diferentes y muy económicas

Si eres un amante de los viajes este artículo es perfecto para ti porque te vamos a dar 4 ideas para disfrutar de unas vacaciones realmente económicas y también diferentes. Puede que algunas fórmulas de viajar que te explicaremos en este artículo ya las conocieras, pero seguro que otras no. En cualquier caso, puede que algunas de estas ideas no te las hayas planteado nunca, pero pueden ser aventuras divertidas con las que descubrir otros lugares por un módico precio. Además, si tu única excusa para viajar es el dinero ahora ya no tendrás inconveniente ninguno porque con dos de estas ideas conseguirás alojamiento totalmente gratis.

Me mudo, y con muchas ganas

Mi madre dice que estoy loca por mudarme en plena pandemia y yo le digo que cuando una oportunidad se te presenta hay que coger la vida por los cuernos. Y es que, seamos realistas, una familia media no suele tener muchas opciones para mejorar su vivienda a no ser que se hipoteque para toda la vida y la verdad es que yo no tenía ningunas ganas de hipotecarme hasta las cejas, bueno ni yo ni mi marido, ni mis hijos (aunque a ellos les incumba ahora mismo poco todo esto).

Las reformas más demandadas

Sería bonito poder cambiarse de casa cada vez que a uno le apeteciese, sobre todo para aquellas personas que, como yo, vivimos en pisos de 80 metros cuadrados útiles sin urbanización ni terraza. La verdad es que tampoco es para quejarme, porque tengo mis ventajas, como tener la vivienda ya pagada y librarme de hipotecas o vivir en un barrio más o menos céntrico en mi ciudad, lo que me da acceso a prácticamente todo. Ahora bien, este confinamiento, incluso este verano en el que las playas tienen el aforo tan limitado, daría mucho por conseguir un piso con terraza y piscina comunitaria. Tampoco pido mucho ¿no?