Cenas de empresa, un evento indispensable para los restaurantes españoles

La organización de un evento en particular es los momentos en los que la plantilla de un restaurante debe dar el do de pecho y demostrar la calidad del propio establecimiento en lo que tiene que ver con productos y servicios que ofrece. Cuando nos referimos a un evento hablamos, por ejemplo, de las cenas de empresa que empiezan a ser habituales a medida que se va acercando el final del año. En este tipo de eventos tenemos congregadas a varias decenas de comensales y no solo a tres o cuatro personas. Estas cenas son las que nos salvan todo un ejercicio económico y es por eso por lo que tenemos que ofrecer una imagen impoluta en ellas.

Una noticia que fue publicada en el portal web EPData informaba del número de empresas que, en algún momento del año 2017, se mantuvieron activas en España. El número es bastante significativo puesto que asciende a 3’5 millones de entidades. Teniendo esto en cuenta y que la inmensa mayoría de ellas celebra cenas durante la Navidad o en las semanas previas a ella, se hace evidente la importancia que tiene para los restaurantes prepararse para cubrir eventos como estos en sus instalaciones.

Otra noticia, en este caso publicada en la sección Crónica Global, del diario El Español, informaba de que las cenas de empresa habían crecido un 10% en lo que respecta al año 2019, algo que pone de manifiesto lo que os comentábamos anteriormente acerca de que este evento es algo extendido en buena parte de las sociedades mercantiles españolas. Y es que esta es una de las tradiciones más arraigadas entre los españoles. Desde luego, se han mantenido durante los peores momentos de la crisis económica. Y esto es, cuanto menos, muy significativo.

Teniendo en cuenta la importancia que le otorgamos los españoles a un evento como lo es una cena de empresa, es evidente que los restaurantes en los que se organizan deben preparar hasta el más mínimo detalle para que nada falle ya que son estos eventos los que dejan más dinero. Por supuesto, el servicio debe ser excelente, pero no podemos obviar que es necesario disponer de una serie de productos que contribuyan a que ese servicio sea exquisito. Los profesionales de una entidad como lo es Giona Company, dedicada a la venta de menaje enfriadores de copas o vinotecas, entre otros, nos han comentado que los dueños de los restaurantes han empezado a mostrar un interés cada vez más grande en productos como estos porque ofrecen una imagen mucho más seria del negocio.

El resultado de este tipo de apuestas e inversiones está siendo de lo más positivo entre los negocios dedicados al mundo de la hostelería. Así nos lo han contado los responsables de diversas entidades del sector. Y es que está claro que elementos como los que hemos mencionado juegan un papel muy importante a la hora de que un cliente o un conjunto de clientes valore positivamente el establecimiento al que acude a disfrutar de un evento como lo es la cena de empresa, esperado por tantos a lo largo de todo el año.

Es más importante que nunca apostar por este tipo de objetos

A nadie le sorprende saber que los negocios como lo son los restaurantes lo han pasado realmente mal a causa de un problema del calado del COVID-19. Es precisamente por eso por lo que es más importante que nunca que los responsables de esos negocios inviertan en objetos como los enfriadores o como las vinotecas, ya que, si lo hacen, conseguirán que su imagen, su reputación, aumente en un momento en el que necesitan más clientes que nunca para volver a disfrutar de la normalidad.

Nos complace anunciar que un enorme porcentaje de los hosteleros de este país no solo están de acuerdo con lo que estamos comentando, sino que, además, están llevando a cabo todo tipo de acciones destinadas a disponer de este tipo de objetos y obtener así ese repunte de popularidad que tanta falta les hace en un momento que bien podríamos considerar como el más difícil desde la Guerra Civil. Estamos del peor momento en casi un siglo y eso requiere de responsabilidad y eficacia.

Estamos convencidos de que, con todo lo que os hemos comentado, vamos a salir de esta maldita crisis mucho antes de lo que pensamos. Y estamos convencidos de que, a medida que se vayan acercando las semanas previas a la Navidad, los restaurantes van a volver a estar abarrotados de gente y con muchas cenas de empresa que organizar. Es la mejor manera de combatir a la desazón causada por la situación de las últimas semanas y la mejor manera de recuperar una felicidad que hemos visto mermada pero que estamos seguros de que volverá a estar con nosotros más pronto que tarde.

Tendencias en bodas 2020: cómo dar el “sí” en medio de la pandemia

Damos paso al inicio de una nueva década con nuevas tendencias en bodas este 2020, esta vez con un  nuevo accesorio de uso obligatorio: las mascarillas.

Efectivamente, una nueva era en tendencias en bodas comienza y la personalización, los pequeños detalles y la exclusividad serán elementos fundamentales que rijan la organización de tu boda en el 2020… y por supuesto, el “sí acepto” desde el confinamiento.

Bodas en cuarentena

Con el Covid-19 muchas parejas han decidido posponer las celebraciones que tenían previstas en España entre marzo y septiembre de 2020 a finales de temporada o incluso a 2021.

Otras parejas han optado por cancelar su boda en España y solicitar la devolución de las reservas, lo que trae grandes pérdidas económicas para las empresas proveedoras del alojamiento de los asistentes, transfers, actividades turísticas, restaurantes, etc., además de todos los servicios que se habían apartado para el día de la boda, como el alquiler del espacio, cátering, decoración, sonido, luces, DJ, música en vivo, animación, fotografía, vídeo, etc.

En este caso, sí, lo más razonable es proponer la celebración de la boda  o directamente cancelar la ceremonia a la espera de que más adelante se normalice la situación. Sin embargo, esta decisión requerirá tanto compromiso como la misma organización de la boda.

En este caso tendrías que contactar con cada uno de los proveedores y verificar las condiciones pactadas en el momento de contratar estos servicios y las posibles penalizaciones previstas en caso de cancelación, además de negociar, dentro de lo posible, la solución más idónea para ambas partes en una situación tan imprevista como lo es una pandemia mundial. 

Al respecto, la ley establece que “en aquellos casos en los que la prestación de servicios resultase de imposible cumplimiento como consecuencia de las medidas adoptadas durante la vigencia del estado de alarma, el consumidor tendrá derecho a resolver el contrato durante un plazo de 14 días, si bien esta pretensión solo podrá ser estimada cuando no sea posible llegar a un acuerdo previo sobre la base de la buena fe que permita restaurar la reciprocidad de intereses del contrato. En este sentido, se otorga a las partes un plazo de 60 días para llegar a un acuerdo sobre la revisión de los términos del contrato.”

Por otro lado, respecto a los contratos de viaje combinado, el Real Decreto 11/2020, establece que “cuando el viaje tenga que ser cancelado a causa del COVID 19, el organizador o en su caso el minorista, podrán entregar al consumidor un bono para ser utilizado dentro de un año desde la finalización de la vigencia del estado de alarma. Transcurrido el período de validez del bono sin haber sido utilizado, el consumidor podrá entonces solicitar el reembolso completo de cualquier pago realizado.”

Bodas post-coronavirus

Y para aquellos arriesgados que corran al altar a declararse su amor una vez los estados de alarma cesen, estás son las tendencias más marcadas para la gran ceremonia hasta el momento:

Bodas íntimas o “Micro weddings”

Las bodas con un número pequeño de invitados cobran fuerza este año, y tiene todo el sentido debido a las nuevas medidas de distanciamiento social. Ahora los novios reducirán sus listas de invitados a solo unas pocas personas con las que compartir este momento tan especial y personal de un modo íntimo. La ventaja de esto es que tu inversión también se reduce,; las ceremonias serán más económicas y podrás enfocarte a ofrecer una experiencia de más calidad a tus invitados. 

Las posibilidades de elegir el lugar de casamiento también serán mucho más amplias, ya que al tener menos invitados podrás elegir entre los múltiples restaurantes especializados en bodas íntimas, que ofrecen un servicio exclusivo e impecable.

Por otro lado, un número reducido de invitados te permite solucionar cualquier imprevisto más fácilmente, ahorrándote muchas angustias.

Bodas sostenibles – “Eco friendly”

Las bodas “eco-friendly” han llegado para quedarse. En el año 2019 ha venido marcado por la concienciación y la lucha contra el cambio climático y en el 2020, las bodas se unen al movimiento con el lema de: respetar el medio ambiente y el consumo responsable.

Así que veremos muchas decoraciones con papel reutilizado, el consumo local y el reciclaje como la nueva realidad de las bodas, porque la sostenibilidad importa. Algunas ideas son: imprimir el papel de la invitación con semillas para plantarlo después de usarlo, enviar cartas digitales; pensar en la segunda vida de las flores de la boda; donar alimentos de la boda a algún comedor social; explotar el comercio local de la zona donde celebres el enlace a la hora de pensar en los detalles,… en definitiva, reducir la huella de carbono y pensar en verde. 

Banquete nupcial 2020

La moda le abre paso a los banquetes de bodas personalizados,  con un estilo alegre e incluso divertido. La última tendencia es que los invitados de bodas formen parte activa en la organización. La idea es que se paren del asiento y  se sientan  parte del momento. Para esto, los menús ahora son diseñados por los novios tomando en cuenta los gustos de los invitados, por lo que incluirán hasta platos veganos o vegetarianos.

Por otro lado, ahora también se suele incorporar diferentes mesas de salados y dulces, máquinas expendedoras o incluso cintas transportadoras como algunos restaurantes de sushi. Así, los menús informales estarán a la orden del día y harán que tus invitados pasen menos horas sentados y más horas entre mesa y mesa degustando las opciones y encontrando su favorita.

Decoración para bodas en 2020 

La luz es señal de vida y amor y no puede faltar en tu boda, por lo que estas se convertirán en  parte del espectáculo en las bodas del 2020. Colgando desde techos, guirnaldas en los exteriores, velas, barras de LED suspendidas, fuegos artificiales, etc…, todo impregnado de cálidas, entrañables y divertidas luces. 

Este momento tan especial estará rodeado de cientos de bombillas iluminando los espacios que harán de marco perfecto para fotografiar la magia del evento.

Además, otra tendencia para este año es la combinación de luces con el uso de globos,  otro fondo perfecto en el que todos querrán posar con la feliz pareja. 

Los centros de mesa para bodas en 2020 serán más coloridos, con mucho juego de texturas y estampados. Las mesa del banquete de boda será la protagonista indiscutible, y vestirá de neon, mint, amarillo, azul denim, cassis y, por supuesto, blanco. 

El estilo italiano será el favorito para las bodas del  2020. Por eso, se incorporarán elementos ultra románticos con toques naturales. El estilo Toscana, las playas, y los acantilados o campos de fondo serán los escenarios que proporcionan un ambiente único lleno de elegancia y sofisticación.

Fashion Look para los novios

Las novias ya no elegirán más los típicos vestidos románticos atemporales, si no que se decidirán por estilos completamente nuevos e irreverentes.

De acuerdo a la diseñadora de vestidos de novia, Joana Diestre, los nuevos protagonistas son los volúmenes y complementos en los vestidos mucho más elaborados y con espaldas completamente al descubierto. 

Las mangas oversize, faldas de tul, vestidos pomposos, corsés y encajes serán imprescindibles para toda novia de 2020. Sea cual sea el estilo que elijas, otro elemento que encontrarás en las últimas preferencias de vestidos de novia este año será la comodidad, la ligereza y la sencillez. 

En las colecciones del 2020 dominarán las confecciones de tejidos suaves que permitan libertad de movimiento aplicaciones personalizadas en los puños, en el velo o en la manga, como por ejemplo alguna inicial, número o detalle; y los vestidos de dos piezas también se llevarán mucho.

Para los trajes de novio en 2020  el tweed sigue siendo el más popular, por ejemplo en las bodas de estilo rústico o al aire libre, y los chalecos de traje con doble botonadura estilo Príncipe de Gales serán los populares en las ceremonias de gala. También se verá mucho el uso de tirantes, pantalones ajustados con cintura más alta y chaquetas que puedan abrocharse. 

En cuanto a los peinados para novias, los recogidos elaborados le ceden su puesto a la versatilidad y los estilos personalizados. 

Y, por supuesto, como accesorio infaltable entre novios e invitados: la mascarilla. Respetar las medidas de seguridad será, sin duda, una tendencia.

Sorprende con espectáculos y haz un guiño a las tradiciones de bodas

Sin duda, lo más importante es que hagas de la preparación del día de tu boda lo que más adores y disfrutes, por eso, atrévete a individualizar y personalizar tu boda a tu antojo.

Así, la tendencia será sorprender a los invitados, siendo lo más creativo posible y haciéndoles participe de tu propia versión de las costumbres nupciales, en las que reinventes las ceremonias de siempre, dejando siempre el toque tradicional. Para lograrlo, puedes tomar en cuenta el territorio o provincia donde vas a celebrar la boda, y mezclar costumbres autóctonas con elementos nuevos y divertidos. 

Evita los formalismos y recrea un ambiente festivo, por ejemplo, con un flashmob, donde los invitados participen, o un espectáculo de luces y sonido que hará de tu boda una fiesta en streaming. Incluso puedes incluir juegos de mesa o animación con magia durante el banquete o cóctel para entretener a los asistentes a la espera del banquete y darles un elemento diferenciador.